miércoles, 28 de marzo de 2012

¡Hazte un colgante con un juguete!

Imagina que tienes un juguete de plástico o de madera que te encanta y que tiene un tamaño más o menos decente como para poder llevarlo colgado del cuello (más bien pequeño para que no pese mucho y que estéticamente no quede muy extraño) pues puedes hacerte un colgante como estos que me hice yo:


Un trocito de tarta de madera de la tienda Imaginarium.



Jengibre de Shreck, 
no recuerdo donde lo compré, pero hay muchísimas tiendas donde venden muñequitos de goma dura.



Si te gusta la idea lo único que necesitas es:
-El juguetito en cuestión
-Un bolígrafo
-Un cáncamo pequeño (Os dejo una fotografía por si no sabéis lo que es; lo podéis comprar en ferreterías, cuestan unos pocos céntimos y los hay de color plateado y dorado, de diferentes tamaños).


-Un alicate
-Una cadena

Tan sencillo como marcar con el bolígrafo un puntito donde queramos introducir el cáncamo y después empezar a meterlo enroscando ayudándonos del alicate. En plástico se mete con más facilidad que en madera, así que sólo es necesario un pelín de paciencia, luego lo ponéis en la cadena que queráis y ya está, ¡Un colgante nuevo a tu gusto!

Espero que a alguien le pueda servir la idea :)

¡Hasta pronto!